Etiquetas

arroces (7) aves (22) bizcochos (12) carnes (49) cupcakes (30) decoración (5) dulces (69) ensaladas (10) hojaldres (22) legumbres (4) mermeladas (24) pastas (10) pescados (36) regalos (12) tartas (33)

lunes, 9 de abril de 2012

Menú de hoy: Cous-Cous de cordero y pollo Y de postre Torrijas moneras

Esta comida no es exactamente lo típico de esta época del año, lo reconozco, pero es lo que me apetecía comer y a veces hay que escuchar al cuerpo y darle un gustazo pues de lo contrario de que sirve vivir, no te parece? Además te había prometido que la iba subir desde que te conté mi receta de Tagine de pescado.

Este plato me lo enseñó una Pied-Noir hace muchos años, era una vecina y como me encanta conocer la comida de otras culturas pues me lo enseñó muy pacientemente. Si no sabes lo que es una pied-noir te lo explico, era una persona francesa que se marchó para residir en Argelia pero que tuvo que volver de ahí al declararse la independencia de ese país. Pied quiere decir pie y noir, negro - estas personas al volver a Francia se les conocía así, pies negro, por venir de África. No es exactamente un adjetivo muy bonito a mi entender, pero como decía, mi intención es la comida no la política.

Cosas a tener en cuenta con este plato, se parece un poco a un cocido de aquí por lo de juntar legumbres, carnes, verduras y caldo pero no se sirve como sopa. Siempre hay que prepararlo el día antes de comerlo y siempre debes guardarlo a la noche en la nevera porque por alguna razón fermenta y al día siguiente es incomestible - y lo digo muy en serio por experiencia! No sé si tiene algo que ver con las especias o por el clima, o por la mezcla de ingredientes, pero mi vecina también lo sufrió en sus carnes así que no debe ser cosa mía. 

Tradicionalmente la sémola que se sirve con el cous-cous se cuece en una cuscusera al vapor, pero se tarda mucho y con la ayuda de un microondas creo que casi se cuece igual, no se que dirán los argelinos/marroquís al respecto, pero con el ritmo de vida que llevamos apostaría que no me echaran mucho la bronca. Para cocer la sémola en el microondas es muy fácil, primero pon la sémola que vayas a usar en un recipiente con tapadera apto para el microondas. Pon la misma cantidad de agua (no uses caldo) que de sémola, el agua tienes que estar recién hervido, añade un poco de sal y ó bien pones un chorrito de aceite de oliva o unos 25g de mantequilla y tapas la sémola enseguida con la tapa. Déjalo reposar como mínimo 2min, después con la ayuda de un tenedor vas separando los granos, verás que han doblado su tamaño. Ahora cuando vayas a comer y tengas todo caliente, pon la sémola en el microondas y cuécelo 1min al máximo; ya lo tienes todo listo para servir.

Tres cosas más (jo que pesada soy, verdad?): mi receta se sirve con repollo hervido y luego frito - puede que otras receta no lo lleven porque al igual que el cocido, no todas llevan los mismos ingredientes, no por ello es mejor o peor, tu puedes ponerlo/quitarlo si quieres; de echo yo no siempre lo pongo, como es el caso de hoy. Dos, se sirve como acompañamiento una salsa de Harrisa; la Harrisa es una pasta super picante del norte de África, lo puedes comprar en Carrefour y/o tiendas especializadas. Yo lo que hago es poner una cucharada en un cuenco, le añado 6 cucharadas del caldo del cous-cous y le añado un poco de sal y pimienta y lo remuevo. Lo dejo en la mesa para que cada comensal se ponga. Por último, y no menos apetitoso, también pongo en la mesa cebolla frita con pasas y canela - el toque genial para este plato.

Espero te guste la receta y desde luego la comida!



COUS-COUS DE CORDERO Y POLLO               -      Para 6-8 personas

Ingredientes:

1kg falda-costilla de cordero, puedes sustituirlo por chuletas de pierna de cordero 
3 contra-muslos de pollo, deshuesados y troceados
100g de calabaza, sin piel ni semillas, cortado en dados grandes
½ calabacín, troceado grueso con o sin piel
2 zanahorias, troceado grueso
2 puerros, troceado grueso
Medio repollo (es opcional), cortar en trozos
100g de garbanzos al natural en remojo desde el día anterior o 1 bote de garbanzos pre cocidos
80ml salsa de tomate
1litro de caldo de pollo (aproximadamente, quizás necesitas más o menos)
1 cebolleta, cortada en rodajas finas
1 cebolla, cortada en rodajas finas
50grs de pasas, puestas en remojo ½ hora antes de usar. Descartar el líquido
1 paquete de sémola – seguir las instrucciones del paquete
Harissa, sal y pimienta
1 cucharada sopera de cominos molidos, jengibre molido, pimentón dulce, pimentón picante, canela y 1 cucharadita de nuez moscada y otra de ajo en polvo
(La cantidad de verduras detalladas es orientativa, si quieres puedes añadir más o menos según los gustos de tu familia, pero siempre pon alguna aunque sea solo para dar sabor y color al plato.)

1. Meter el cordero y los garbanzos en una olla a presión y cocerlo junto con el caldo de pollo unos 13min. Sacar la carne y reservar el caldo; tirar los huesos. (Si vas a usar los garbanzos de bote, añadirle en el paso 5)
2. En una sartén con un poco de aceite dorar la cebolleta, luego poner el pollo troceado y dorar por fuera.

3. Pasar las carnes a una olla grande, añadir la salsa de tomate y las especies (menos la harissa). 
4. Agregar las verduras exceptuando el calabacin. Dejar enfriar por completo y guardar en la nevera durante toda la noche (este paso es imprescindible que se haga en la nevera pues el caldo puede fermentar y pudrirse todo).


5. Al día siguiente poner la olla a calentar a fuego lento, añadir el calabacín. Dejar que hierva todo junto 1/2hora. Rectificar si fuese necesario con sal y/o más especias - el plato tiene que resultar sabroso y notar un poco de picante.

6. (Hacer este paso si vas a usar el repollo) Mientras tanto pon a hervir el repollo (unos 7min). Cuando esté listo reservar hasta que se vaya a servir; freírlo un poco (unos 3min) con un poco de aceite en que previamente tendremos dorando un diente de ajo y un poco de pimentón dulce al gusto.
7. Mientras tanto en una sartén poner un poco de aceite y freír las rodajas de cebolla, junto con 1 cucharadita de canela hasta que estén doradas y en el ultimo momento echar las pasas. Servir caliente junto con la comida.

8. Seguir las instrucciones de la sémola y prepararlo. Hay que servirlo caliente con la comida.


9. En un bol pequeño, poner una cucharadita de Harissa junto con 6 cucharadas de salsa. Calentarlo un poco (entre 30seg-1min en el microondas) y servir en la mesa para que cada comensal pueda echarse más picante si les apetece.
10. Servir en cada plato unas cuantas cucharadas soperas de sémola junto con la carne, verduras y salsa. 
En cuanto a la cantidad de salsa a poner, pues hay división de opiniones, hay a quién le gusta con más caldo y a quién le gusta comer este plato con menos caldo así que pon la cantidad que te apetezca teniendo en cuenta que la sémola va chupando caldo (no suele aumentar de tamaño el grano, pero se hace un poco más pesado). 
Si vas usar repollo, ponlo en la mesa en un cuenco junto con la salsita y la combo de cebolla/pasas y que cada uno se sirva. Comer caliente acompañado de un buen vaso de vino tinto - no te recomiendo beber mucha agua con esta comida porque te hincharás - otra vez por culpa de la sémola.

Son unos cuantos pasos y es un tiempo el que hay que dedicar a realizar este plato, pero lo merece, además he querido explicar detalladamente todos los pases así que espero quede claro.

Si tuvieses la suerte de que te sobre algo de salsa y carne/verduras que sepas que puedes guardarlo en el congelador para enriquecer futuros cous-cous. Simplemente añádelo junto con el caldo y resto de ingredientes (paso 3) y sigue con las indicaciones.

Vale ahora el postre, y para no despreciar este día del todo siendo lunes de Mona, he usado una de las monas que hice el viernes y las he reconvertido en unas sabrosas torrijas, eso sí, al estilo french-toast americano, que normalmente se hacen con pan de molde....... mmmmhhh, deliciosas!

French-toast/Torrijas moneras

Ingredientes:

10 rebanadas de mona/toña o pan de molde
2 huevos, batidos
leche - cantidad necesaria para empapar las rebanadas
1 cucharada sopera de agua de azahar
2 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadita canela en polvo
Mantequilla para freír (por lo menos unos 50g)
Opcional: un chorrito de algún licor, al gusto
Decoración: espolvorear con azúcar glas y canela


1.- En un bol grande pon la leche, el agua de azahar, el azúcar y la canela, remueve hasta disolver el azúcar. (Si vas a usar al licor, añádelo ahora)
2.- Prepara una sartén grande, fuego medio-bajo y deja que vaya derritiéndose la mantequilla (usa la mitad para empezar).
3.- Pon una rebanada de mona en la leche, aprieta un poco, dale la vuelta, aprieta otra vez, con cuidado pásalo al bol donde tienes los huevos batido y dale un par de vueltas para que se impregne de huevo.
4.- Pon la rebanada en la sartén y empieza el proceso con otra rebanada, fríe por los dos lados hasta que estén dorados. Servir templados o fríos, al gusto, con un poco de azúcar glas y canela espolvoreados por encima. Para rizar el rizo, y si tienes a mano un bote de sirope, también le puedes poner un chorrito para endulzar tu tarde.






Bon appetit!..... y espero que la báscula no te dé un susto mañana amiga :))

No hay comentarios:

Publicar un comentario