Etiquetas

arroces (7) aves (22) bizcochos (12) carnes (49) cupcakes (30) decoración (5) dulces (69) ensaladas (10) hojaldres (22) legumbres (4) mermeladas (24) pastas (10) pescados (36) regalos (12) tartas (33)

lunes, 17 de agosto de 2015

Muffins ingleses y huevos Benedict

Grandioso brunch americano o para comer a cualquier hora la verdad, a mi me encanta por la sencillez de sus ingredientes. Para aquellos que no sepáis en que consiste el menú de hoy, te cuento que el plato consiste en un Muffin inglés (que no hay que confundir con un cupcake), encima va una loncha de beicon (preferiblemente el inglés, la cual difiere al beicon normal; podrías sustituirlo por un filete de lomo adobado o "bacon canadiense"). Encima va un huevo escalfado y se acompaña con una salsa holandesa; hay quién añade unos espárragos verdes al lado pero no son imprescindibles. 

Y hoy voy a llevar toda esta receta a otro nivel porque voy a enseñarte como hacerlo todo de manera casera (bueno, todo menos el beicón que eso lo compras, vale? XD).


El muffin es un panecillo hecho con levadura que se cuece encima de una plancha caliente en vez de hornear, es de una textura más bien esponjosa y se suele partir por la mitad, tostar y servir con mantequilla, mermelada o con beicon tipo bocadillo. La receta se remonta al siglo X y poco ha cambiado. Es muy sencilla de hacer y tan solo necesita 1 hora de reposo, aunque puedes hacer la masa el día de antes y dejar que suba en la nevera toda la noche; luego lo sacas media hora antes para que se atempere y sigue con la receta que te doy a continuación.


ENGLISH MUFFINS  -   Salen: 8

Ingredientes:
300g harina de fuerza (la de panadero) + extra para espolvorear
7g levadura
7g sal 
15g azúcar 
15g mantequilla a temperatura ambiente
1 huevo mediano, ligeramente batido
150ml leche (si necesitas más para conseguir la textura de una masa blanda puedes añadir hasta 30ml más)
Aceite
15g polenta – es opcional, si no encuentras o tienes puedes usar harina

1. Pon los 300g de harina en un bol grande. Espolvorea en un lado la sal, y en el otro lado la levadura. Añade el azúcar, la mantequilla, el huevo y la leche y remueve todo junto hasta formar una bola. 


2. Espolvorea un poco de harina en tu superficie de trabajo y amasa la bola unos 10min hasta que tengas una masa suave y elástica (si quieres trabajar la masa en una panificadora puedes hacerlo durante 8min). 

3. Engrasa un bol ligeramente con un poco de aceite. Deja la masa en el bol, tapa con un trapo limpio o con film transparente y deja que repose 1hora hasta que doble su volumen. Si lo prefieres puedes dejar el bol con la masa en la nevera toda la noche y subirá igual; luego saca de la nevera 10min antes de seguir con la receta para que se atempere. 

4. Espolvorea tu superficie de trabajo con la polenta o la harina, pon la masa encima y extiende hasta que tenga un grosor de 2,5cms. 

5. Usa un molde de 9cm y recorta 8 muffins. Déjalos reposar encima de una bandeja de hornear, previamente espolvoreada con más polenta o harina; espolvorea cada muffin por encima con más polente o harina. Deja que suba 30min.

6. Calienta una plancha o sartén de fondo grueso a fuego medio. Pon los muffins que quepan y baja el fuego al mínimo, deja que cuezan 5-6min por un lado, luego dales la vuelta y deja otros 5-6mins por el otro lado. Retira a un plato y deja que enfríen. 


7. Para consumir, se parten por la mitad y se tuestan en una tostadora; se sirven con mantequilla y con algo dulce (mermelada) o salado (como beicon).

Para hacer los huevos Benedict o Benedictinos hay que usar los huevos más frescos que encuentres o te permita tu bolsillo. Yo fui al mercadillo de mi pueblo y aproveché para comprar unos huevos de gallinas en libertad totalmente ecológicos - total para 6 huevos que necesitaba decidí darme el lujazo y tengo que decir que disfruté enormemente!

Pero antes de seguir hablando de los huevos, tienes que preparar una salsa holandesa.

Salsa Holandesa    - Para: 6 personas

Ingredientes:
3 yemas de huevo
15ml agua
15ml zumo de limón
200g mantequilla, cortado en dados medianos
1 cucharadita de sal y de ½ a 1 de pimienta negra recién molida

1.- Pon una olla con ¼ de su capacidad lleno de agua a calentar; una vez que rompa a hervir baja el fuego. Prepara tus ingredientes. Coloca encima un bol y echa las yemas, el agua y el zumo de limón.


2.- Con unas varillas remueve rápidamente la mezcla procurando que las yemas no empiecen a cuajar – si es necesario y para controlar la temperatura puedes jugar apartando y volviendo a calentar el bol (ten cuidado de no quemarte).

3.- Cuando las yemas empiecen a espesar añade los dados de mantequilla poco a poco trabajando bien con las varillas hasta que estén bien incorporadas, repite el proceso hasta que uses toda la mantequilla y tengas una salsa espesa tipo mayonesa. Retira del fuego si no lo has hecho ya.


4.- Añade la sal y pimienta y remueve. Si crees necesario puedes añadir más sal y pimienta y unas gotas más de zumo de limón. Sirve la salsa templada. 
 

Ahora toca escalfar unos huevos..... Es preferible usar huevos a temperatura ambiente para empezar con buen pie y no le eches nada de sal al agua para cocerlos.

ESCALFAR O POCHAR UN HUEVO

Ingredientes:
1 huevo por persona
Agua caliente
1 cucharada vinagre

1.- Pon una olla mediana al fuego con ¾ partes de su capacidad llena de agua y la cucharada de vinagre; deja que se caliente justo antes de llegar a romper a hervir.
2.- Rompe el huevo en una taza o bol. Con unas varillas remueve el agua de la olla y en el centro del remolino creado echa el huevo. Deja que hierva 2-3mins sin tocar. La clara del huevo cambiará de color a blanco, saca con una espumadera y deja encima de un papel absorbente. Limpia las “barbas” del huevo si quieres para que quede más bonito estéticamente pero ten cuidado de no romperlo.



3.- Mantén caliente el huevo mientras repites el proceso, o sirve de inmediato.


Ya casi hemos terminado, falta freír una loncha (o dos, según lo generosos que queramos ser!) de beicón por persona. Te dejo una foto para que veas como es el beicon inglés.



El orden de montaje del plato es este:

- 1/2 muffin tostado e untado con mantequilla por persona
- 1 loncha (ó 2) de beicon encima
- 1 Huevo escalfado con un poco de sal encima
- Servir con salsa holandesa, cantidad al gusto
Opcional: poner un poco de perejil picado o unos espárragos verdes encima



Como sugerencia para lo que tenéis buen apetito, sirve la otra mitad del muffin con una buena ración de Baked Beans inglesas....



Delicioso..... y me vas a tener que perdonar pero me voy corriendo a comer!