Etiquetas

arroces (7) aves (22) bizcochos (12) carnes (49) cupcakes (30) decoración (5) dulces (69) ensaladas (10) hojaldres (22) legumbres (4) mermeladas (24) pastas (10) pescados (36) regalos (12) tartas (33)

lunes, 1 de octubre de 2012

Menú de hoy: Estofado con Peras y Hojaldre y de postre Sabayón

Como son las semanas de la moda en varias ciudades europeas, hoy me inspiro en ellas para contarte lo que he cocinado este fin de semana, y así
cual manequí desfilando por una pasarela con las nuevas tendencias del otoño he decidido abrigar un estofado con una chaqueta beige tostado, léase un hojaldre, confeccionando el traje principal con ternera, aunque se le puede añadir unas tachuelas de tacos de cerdo, y terminamos con un collar de perlas, es decir unas rodajas de pera que rompen el "look" en vez de las consabidas patatas. 

Éste sería el modelito rústico, pero se pueden cambiar los accesorios - por ejemplo, puedes poner más verduras, tipo zanahoria o puerro picado, y si quieres y añade unas patatas - tú mandas, así que métete en tu cocina y ponte a jugar con la receta a ver que "look" consigues.

ESTOFADO CON PERAS Y HOJALDRE          -  Para: 4 personas 

Ingredientes:
900g mezcla de carne de ternera y/o cerdo, cortado en daditos
1 cebolla, partida por la mitad y luego cortada en rodajas
½ cucharadita
1 cucharadita puré de tomate frito 
1 cucharadita concentrado de tomate
½ cucharadita salvia seca o 1 cucharada salvia fresca, picada
200ml caldo (de lo que prefieras ya sea vegetal, carne o pollo)
1 ó 2 peras, peladas y cortadas en rodajas gruesas
Sal y pimienta negra
2 hojas de laurel
1 lámina de hojaldre, descongelado

1.- Pre calienta el horno a 180ºC.
2.- Coge una cazuela apta para el horno y pon la carne dentro. Reparte la cebolla encima, el laurel, el ajo, los tomates, la salvia, sal, pimienta y caldo. Deja un hueco en el centro para poner un embudo o cacharito que sirva como chimenea para que salga el vapor durante la cocción. Hornea 45min.


3.- Añade y reparte los trozos de pera encima de la carne. Vuelve a hornear 10min. Saca del horno y reserva. Sube la temperatura del horno a 220ºC.

4.- Extiende la masa. Barniza el borde de la cazuela con un poco de agua, y pon encima la masa. Abre un orificio donde la chimenea. 

5.- Decora la masa con los recortes en forma de peras y hojas. Barniza todo con un poco de huevo batido y mete en el horno durante 25min o hasta que la masa esté dorada.

6.- Reparte en los platos y sirve. Se puede acompañar con unos guisantes.


Hablemos del postre. La primera vez que probé este postre fue en un restaurante italiano muy bueno en el corazón de Londres hace unos 20 años. Tiene varios siglos de antigüedad y aparece en varias recetas italianas del siglo XVI. Existen diversos "inventores" del postre y muchas regiones italianas se disputan su creación (Venecia, Lombardía, Sicilia, Emilia, Piamonte). El origen del zabaglione podría deberse a la muy antigua costumbre de consumir bebidas reconstituyentes a base de vino y de yema de huevo. En formato postre tiene una consistencia muy ligera, a medio camino entre las natillas españolas y una mousse. 


El nombre del postre se puede escribir de varias formas, siendo algunas de ellas: zabaione (en italiano aunque también se puede escribir zabaglione o zabajone), sabayón (que sería en francés), sambayón (en América Latina). Aquí tienes la receta.


ZABAGLIONI   -   Para: 4 personas

Ingredientes:
4 yemas de huevo
50g azúcar
8 cucharadas de licor Marsala o Cointreau o Drambuie (en su defecto Moscatel o Mistela, para hacerla más alicantina si quieres)
2 claras de huevo ó 100g nata montada ó queso Mascarpone
Opcional: Fideos de chocolate, ralladura de naranja o fruta fresca para adornar

1.- Pon las yemas en un bol junto con el azúcar y el licor.


2.- Pon una olla a calentar con agua y cuando empiece a hervir, mantén un ligero hervor, coge el bol con las yemas y ponlo encima, empieza a batir con unas varillas y trabaja hasta que espese – entre 8 y 10min. Retirar del fuego y reservar.



3.- Si quieres que el zabaglioni sea más ligero, monta las claras a punto de nieve e incorpora a las yemas batidas con cuidado de no quitar el aire. Si por el contrario las quieres más cremosas y más cuerpo, añade con cuidado la nata montada o el queso Mascarpone y remueve. 

4.- Pon en copas y espolvorea con fideos de chocolate, o ralladura de naranja o fruta fresca. Se puede servir templado o frío, acompañado de unas galletas.


Si no quieres poner licor al postre puedes ponerle un poco de café. Espero te guste!




No hay comentarios:

Publicar un comentario