Etiquetas

arroces (7) aves (22) bizcochos (12) carnes (49) cupcakes (30) decoración (5) dulces (69) ensaladas (10) hojaldres (22) legumbres (4) mermeladas (24) pastas (10) pescados (36) regalos (12) tartas (33)

domingo, 9 de diciembre de 2012

Gingerbread House = Casita de Jengibre

Si una casita de jengibre no es sinónimo de la Navidad no se lo que es, así que, como no poner una en este blog :))


Antes de darte la receta y las explicaciones oportunas, deja que te cuente la historia de la procedencia de estas casas comestibles. Según cuentan, allá por el siglo XIX después de hacerse famoso el cuento de "Hansel y Gretel" de los Hermanos Grimm, hubo unos pasteleros en Nuremberg que decidieron hacer la casa de verdad (un plan de marketing muy bueno ahora que lo pienso), cogieron masa de jengibre (una de sus especialidades) y la construyeron con glasa y un variopinto de caramelos y/o chocolates. Posteriormente los emigrantes alemanes que fueron a Estados Unidos se llevaron esta tradición y desde entonces cada casa que se precie intenta hacer una en Navidad. 

En Inglaterra no hay tanta tradición de hacer estas casas pero si se hacen muñecos de jengibre - alguien recuerda el muñeco de jengibre de la película de Shrek? :) Como nota curiosa te diré que en el siglo XVI la reina Elizabeth I fue quien las puso de moda al servirlas a unos dignatarios que la visitaron y les regaló una galleta a cada uno a su imagen y semejanza. Vaya regalo más "Real" no? jajajajaja. Ale, vamos a la receta.



CASITA DE JENGIBRE

Ingredientes para la galleta/casa:
350g harina
1 cucharada bicarbonato de soda
2 cucharadas jengibre molida
150g mantequilla
175g azúcar morena
2 cucharadas “Golden Syrup” (o usa miel)
1 huevo, batido

Ingredientes para la glasa decorativa (efecto nieve y pegamento para unir la casita): 
330g azúcar glas
1 clara de huevo
1 cucharadita de zumo de limón
Chuches variados

Necesitarás también:
Cartulina cortada en un rectángulo de 12x16cm (lateral – corta 2 piezas), rectángulo de 20x12cm (tejado – corta 2 piezas)  y cuadrado de 12x12cm + triángulo incorporado en un lateral (para hacerla “a dos aguas”) de 8.5x8.5cm (corta 2 piezas)

Una tabla de corcho o un plato grande donde te quepa todo el montaje

Haz las galletas primero:
1.- Pre calienta el horno a 190º (170º con aire).
2.- En un bol grande pon la harina, el bicarbonato y el jengibre. Añade la mantequilla cortada en trozos y con las manos frota todos los ingredientes juntos hasta que parezca pan rallado. Añade el azúcar y mezcla con una cuchara.

3.- Pon el syrup (o miel) en un cuenco pequeño y caliéntalo 15-20seg. en el microondas, añade a la mezcla de harina junto con el huevo batido. Amasa todo junto hasta formar una bola.

4.- Corta la bola de masa en dos trozos. Enharina la superficie de trabajo y pon uno de los trozos de masa encima y extiende con un rodillo hasta que tenga 3mm de espesor. Pon las cartulinas encima y recorta con un cuchillo bien afilado. Une la masa que sobre con la otra bola y sigue recortando piezas (no debería sobrarte masa, sale justa para todas las piezas de esta casa).


5.- Pon las piezas recortadas encima de una bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal. Rectifica los bordes con un cuchillo si es necesario para que estén todos bien alineados y rectos. Hornea entre 8 y 10min o hasta que estén ligeramente dorados. Una vez los saques del horno, pon la cartulina encima y mientras están calientes puedes volver a rectificar los bordes con mucho cuidado; deja enfriar por completo encima de una rejilla.



Montaje de la casita:
1.- Prepara la glasa mezclando todos los ingredientes juntos con ayuda de una cuchara. Mete la mitad de la mezcla en un biberón de cocina con boca pequeña (si no tienes, usa una bolsita de plástico o una manga pastelera pequeña, simplemente corta una esquina con un orificio pequeño); esta cantidad la usarás como pegamento. Tapa el resto con papel film para que no se seque. Todas la piezas de la casa tendrán que llevar este pegamento para unirlas a la tabla (que será nuestro suelo) y entre sí para unir las paredes y tejado.


2.- Pon todas las paredes encima de tu zona de trabajo y con el biberón ve dibujando las ventanas y pegando las chuches. No tienes porqué hacerlo igual que la mía, pero si te sirve de ejemplo, puse 2 ventanas en las piezas laterales (12x16cm) y una en la pieza “a dos aguas” + una puerta. Deja que se seque 5min antes de seguir con la construcción de la casa (ten cuidado a la hora de coger las piezas no toques la decoración o si lo prefieres, monta primero la casa y luego decorála).

3.- Pon la tabla o plato encima de la mesa de trabajo. Coge una de las piezas de galleta lateral de la casa, la parte que mide 16cm de largo es la que tiene que ir pegada al suelo, ponle una capa de pegamento y pégalo en la tabla. Mientras la aguantas con una mano, refuerza cada lado de la galleta pegada con más glasa para que quede adherido a la tabla. Ahora pon pegamento en un lateral (la que mide 12cm).

4.- Coge la pieza  “a dos aguas”, ponle pegamento en la parte de abajo para pegarla al suelo, y en el lateral que vas a unir a la pieza anterior. Junta las piezas con delicadeza, y refuerza por dentro y por fuera la galleta de ésta última pieza. Aguanta unos minutos con la mano para que se vaya secando.

5.- Ahora coge la otra pieza lateral y haz lo mismo, es decir, pega al suelo y pon pegamento en el lateral para unir a la pieza anterior. Refuerza las juntas con más pegamento. Aguanta unos minutos con la mano para que se vaya secando.
6.- Pon la parte frontal de la misma manera, pegando por todas las juntas y reforzando donde veas necesario con pegamento. Una vez más, puedes aprovechar que refuerzas las juntas para pegarle unas chuches. Deja que se seque toda la estructura por lo menos 10min antes de pegarle el tejado.

7.- Pon pegamento en toda la estructura de la casa que está al aire donde irá pegado el tejado. Pon un lateral primero, espera 1 ó 2min y luego pega el otro lateral. En la junta de arriba pon más pegamento y aprovecha para decorar con más chuches.



Unta una brocha de cocina con el resto de glasa y pinta todo el suelo exterior de la casita, cubre con coco rallado para hacer el efecto de nieve. Mientras está mojado la glasa, aprovecha para pegar alguna chuche que quieras de decoración. 

Para decorar el tejado tienes varias opciones (no olvides pegar una chimenea en tu casita!):
1.- Puedes poner un mínimo de glasa repartido y encima vas pegando algodón de azúcar (esta opción es solo viable si vas a comerte la casita enseguida pues el algodón de azúcar con el aire se evapora).

2.- Usa más glasa para hacer efecto nieve con o sin coco rallado encima.

3.- Puedes pegar gotas de chocolate si lo prefieres, ya sean de chocolate con leche, puro, blanco o un combinado de ellos.



Te incluyo una foto que he encontrado en internet de una casa de jengibre que es "in-creí-ble" - ha saber cuánto tiempo han tardado en confeccionarla!

Ah! y esta foto te la incluyo como otra opción porque me parece una idea genial como regalito - a que estás de acuerdo conmigo? mola eh! Mini casitas de jengibre en taza, a falta de un café!


..... y sigo con el horno en marcha.... mañana más! 



1 comentario:

  1. Me gusta esta idea para completar la decoración navideña, además de que tiene la ventaja de ser comestible, buscando encontré en http://www.1001consejos.com/casa-de-jengibre-navidena una opción para hacerla con mis sobrinos este fin de semana.

    ResponderEliminar