Etiquetas

arroces (7) aves (22) bizcochos (12) carnes (49) cupcakes (30) decoración (5) dulces (69) ensaladas (10) hojaldres (22) legumbres (4) mermeladas (24) pastas (10) pescados (36) regalos (12) tartas (33)

jueves, 12 de julio de 2012

Mermelada de Ciruelas y Galletas de Avena

Otra entrada de mermeladas...... es que hay tanta fruta disponible que me vuelvo loca y claro, no me voy a quedar sola con mis recetas y mis tarros y tarros de mermelada, tendré que compartirlos contigo, no?

Hoy toca de ciruelas rojas, una de mis variedades favoritas. No se conoce con toda precisión la procedencia de las ciruelas, en la antigua Grecia y Roma ya se conocían por sus efectos medicinales en el aparato digestivo, pero no se cultivaban todavía, eran frutos salvajes. Hoy día son grandes productores Francia, España, Italia, Yugoslavia, China, Argentina, Chile y EE.UU. 



Variedades hay muchas,  presentan colores y sabores diferentes pudiendo darse:
Amarillas, con un sabor ácido y mucho jugo.
Rojas, jugosas y dulces.
Violaceas o negras, son muy adecuadas para cocinarlas en postres u otras recetas.
Verdes, son denominadas Claudias, destacan por su dulzor.

Aunque para esta receta he usado ciruelas rojas, puedes usar la misma para cualquier tipo de ciruelas.



MERMELADA DE CIRUELAS ROJAS

Ingredientes:
1,4kg ciruelas rojas – cuartear y deshuesar
350ml agua
350g azúcar

1. Poner en una olla muy grande las ciruelas junto con el agua y el azúcar. Dejar reposar 20min.


2. Llevar a ebullición y mantener a fuego medio durante 5min. para que se disuelva el azúcar. Retirar del fuego y si se quiere se puede ir retirando las pieles a las ciruelas. Pasar todo por el minipimer hasta dejar un puré.




3. Volver a poner al fuego y dejar cocer durante 20-25min a fuego suave, removiendo ocasionalmente, ir desespumando con una cuchara. Tiene que estar espeso pero no cuajado como las demás mermeladas. Añadir 25g de mantequilla para que adquiera brillo en el último momento.


4. Esterilizar los tarros, lavándolos en agua caliente con jabón y metiéndolos en el microondas durante 5min al 100%. Limpiar aparte las tapas y echarles un poco de brandy.

5. Poner la mermelada en los tarros limpios. Poner una olla con agua a calentar y cocer al baño María con el tarro abierto (sin tapa) durante 15min; cerrar los tarros con su tapa bien fuerte y seguir con el baño María otros 20min. Sacar los tarros y dejar enfriar. Poner las etiquetas con el nombre de la mermelada y la fecha. (Si no se abren los tarros y no hay infiltraciones, la mermelada aguanta aprox. 6meses.)


Hoy para servir la mermelada de forma distinta, he decidido poner una cucharadita en el fondo de un cuenco de cristal individual junto con un yogur griego, otro poco de mermelada encima y servirlo con unas galletas de avena caseras. Delicioso! Más abajo te dejo una foto junto con las galletas.


GALLETAS DE AVENA ESPECIADAS                           Salen: 2 docenas

Ingredientes:                         
170g harina
1 cucharadita canela en polvo 
1/2 cucharadita bicarbonato sódico
1/2 cucharadita clavos de olor, molidos 
1/2 cucharadita nuez moscada, molida 
1/4 cucharadita sal 
1/4 cucharadita pimienta negra recién molida 
185g azúcar morena 
70g mantequilla 
1 cucharadita vainilla  
1 huevo grande
115g copos de avena

1. Combina la harina con las siguientes 6 ingredientes en un bol. 

2. En otro bol mezcla la mantequilla y el azúcar hasta que esté ligero y esponjoso; añade la vainilla y el huevo y mezcla bien. Añade la mezcla de harina y la avena y vuelve a mezclar bien. 




3. Cubre la masa de las galletas con papel film y deja enfriar toda la noche en la nevera. 
4. Precalienta el horno a 170ºC.
5. Forma un rulo homogéneo con la masa y con un cuchillo ve cortando discos de 1,5cms aprox. Pon las galletas en una bandeja de horno, dejando una separación de dos dejos entre galleta y galleta. 

6. Hornea 12-14min. Deja enfriar en una rejilla para que terminen de quedarse crujientes.  



Las galletas las puedes guardar en un contenedor hermético durante 3 días. La masa sin cocer puedes guardarla en la nevera durante 1 semana y/o la puedes congelar durante 2 meses. 

A que este desayuno/merienda/postre queda bonito?


Buen provecho!



No hay comentarios:

Publicar un comentario