Etiquetas

arroces (7) aves (22) bizcochos (12) carnes (49) cupcakes (30) decoración (5) dulces (69) ensaladas (10) hojaldres (22) legumbres (4) mermeladas (24) pastas (10) pescados (36) regalos (12) tartas (33)

miércoles, 18 de julio de 2012

Mermelada agridulce de corteza de Sandía y Sorbete de Sandía

He aquí una receta diferente, la encontré en un libro cuyo título es "Conservas" de Oded Schwartz y desde que lo leí me tiene totalmente intrigada.... te imaginas poder usar el 99,9% de la sandía? para mi plan de "no tirar nada" es genial, aunque tengo que confesarte que la pulpa de la sandía no entra para nada en la receta así que la puedes usar como de costumbre en.... postres, gazpachos, sopas, batidos, ensaladas o lo que se te ocurra. Lo único que no usas (aparte de las pepitas claro) es la parte verde de la piel exterior, así que te quedas con la parte blanca de la corteza, esa que está entre la piel que has descartado y la carne roja de la sandía. Lo mejor es que si sirvas rodajas de sandía, antes de tirar la corteza la vas limpiando de restos y la guardes en un tupper hasta que tengas toda la cantidad necesaria para hacer la receta. No tengas prisa en hacer esta mermelada, tiene un reposo de 10horas en la primera parte de la receta - recomiendo prepararlo por la tarde y dejarlo reposar toda la noche, así al día siguiente ya puedes rematar la receta.

El cultivo de la sandía se introdujo en España mediante los árabes, y el nombre de sandía viene de la palabra sandiyya que a su vez viene de la palabra sindiyyah de Sind, una ciudad de Pakistán de donde es originaria la fruta. 

Aquí te dejo la receta de la mermelada y más abajo por si quieres probar algo distinto también te dejo la del sorbete de sandía. Espero te gusten ambas.

MERMELADA AGRIDULCE DE CORTEZA DE SANDÍA  - Salen: 4 tarros

Ingredientes:
800g corteza de sandía
860g azúcar
300ml vinagre de vino blanco
3 clavos de olor, machacados
1/2 cucharadita de canelo en polvo
5 granos de pimienta negra
1 rama de canela
2 cucharadas soperas de sal

1.- Pela la corteza de sandía, elimina toda la pulpa y con un cuchillo bien afilado corta cada trozo/rodaja en tiritas y ponlas en un bol grande. Una vez terminado todo el proceso, llena el bol de agua y añade la sal. Deja todo en remojo diez horas.



2.- Pasa todo el contenido del bol por un colador. Pon agua en una olla grande, llévalo a ebullición y escalda las tiritas de corteza durante 10min. Vuelve a pasar por el colador.

3.- Prepara en una olla el almíbar con 1litro de agua, el azúcar, el vinagre, los clavos, la canela en polvo y en rama. Cuando esté el almíbar en su punto añade las tiritas de corteza, baja el fuego y deja cocer durante 1h - las tiritas estarán tiernas y transparentes.

4.- Esteriliza los tarros, lavándolos en agua caliente con jabón y mételos en el microondas durante 5min al 100% de potencia. Limpia aparte las tapas y échales un poco de brandy.
5. Pon la mermelada (tiritas cocidas y llena los tarros con el almíbar) en los tarros limpios. Pon una olla con agua a calentar y cuece al baño María con el tarro abierto (sin tapa) durante 15min; cierra los tarros con su tapa bien fuerte y sigue con el baño María otros 20min. Saca los tarros y deja enfriar. Pon las etiquetas con el nombre de la mermelada y la fecha. (Si no se abren los tarros y no hay infiltraciones, la mermelada aguanta aprox. 12meses.)


Esta mermelada tiene que estar al menos 1 mes y medio macerando antes de poder consumirla y es ideal para acompañar carnes y aves - me queda comprobar dentro de dos meses si va bien sobre una tostada - ya te contaré!

Más que una mermelada te diría que esto funciona muy bien como un chutney para acompañar carnes de todo tipo y sobre todo con curries. Una vez macerado es increíble el sabor que adquiere y te lo recomiendo!

SORBETE DE SANDÍA         -  Para: 8 personas

Ingredientes:
500g pulpa de sandía, sin pepitas
100ml agua
1 naranja, exprimida sin pulpa
2 cucharadas de miel (en su defecto puedes usar azúcar)
2 claras de huevo

1.- Tritura en un vaso mezclador la sandía junto con el agua y el zumo de naranja.


2.- Bate las claras a punto de nieve y agrega la miel (o el azúcar).


3.- Mezcla ambas preparaciones juntas, viértelo en un cuenco y congélalo durante 2h. Saca del congelador, vuelve a mezclar con un tenedor, vuelve a poner en el congelador otras 2h y ya lo tienes listo para servir en copas.



Esta receta puedes hacer también con otras frutas como por ejemplo: nectarinas, melocotones y piñas.

Es un postre dulcecito, ligero y fresquito - ideal para el verano!

No hay comentarios:

Publicar un comentario